La precariedad tiene un nombre.


Quizá leas este post en la mañana, al mediodía, tomando un café con amigos de tarde o en la noche después de una dura jornada laboral o inventando como llegar a final de mes o de tu día. Decirte que me animo a escribir lo que quiero porque soy libre, porque no tengo los bolsillos cargados de piedras o pelos en la lengua.

Escribir es sencillo cuando no se le dan rodeos a las cosas, cuando quieres expresar aquello que la gente quiere escuchar o lo que no se atreven a decir, aquel que me conoce sabe que me cuesta poco llamar a las cosas por su nombre, presumo de tener pocos amigos pero buenos. Eso me hace llevar con orgullo aquello que yo sólo debo vivir; mi vida.

Mi crítica es clara, como siempre hemos asistido al robo que estas islas deben soportar aún sabiendo que el rendimiento de lo que producimos no se queda aquí, ¿cuántos/as no han sufrido un engaño laboral de manos de alguna empresa? Pero duele el doble cuando quien gestiona esa empresa es de fuera, vamos que no es Canario, y que además se rodea de un montón de piratas vividores de su tierra.

empleo_entrada

En Canarias asistimos a continuos datos de empleo en el sector turístico de subidas y superávit, datos que tristemente no se ven en muchos casos revertidos en la economía canaria. También porque estamos concediendo a foráneos el poder de decidir sobre lo nuestro, aquellos recursos inherentes a nuestra cultura y nuestro trabajo , el engaño para que sigamos viviendo de lo que entra por puerto y lo que no se produce aquí.

Lo último viene de la mano de empresas que reclutan gente de manera comercial para ejecutar ventas en la calle sin pagar en muchos casos el salario de esa labor (condiciones precarias), eso es triste, pero más triste aún es que no se juegue con beneficio del producto del trabajo, que se sigan vacilando de este pueblo que tantas veces es violado, por aquellos que se creen herejes del colonialismo que practicaron o practican en su tierra, esa que está a miles de kilómetros de esta bendita tierra, que entre otras cosas no los quiere cuando se comportan así.

El vacilón de “la cartera bancaria”, el negocio inmobiliario del siglo, la utilización de gente un día sí y otro también, el vapuleo y el aprovechamiento en muchos casos de las buenas artes, del “don” de las personas, del tonito ese canario que quizá sea tan vendible para muchos y aprovechable para estas pseudo-arpías del negocio . Creo que se deben tomar medidas en estos campos, no se puede seguir con los vacilones y regresar a la época del colonialismo que acabó con una cultura y una raza aquí en Canarias hace siglos, hoy se practica más que nunca la corrupción laboral en Canarias, la poligamia entre empresas, las asquerosas artes de algunos que piensan que con sus miserables engaños llegarán lejos sin sentir un día lo que es la rabia y el odio sobre sus hombros, pues ahí estaremos lo que no tenemos pelos en la lengua. Ten cuidadito porque asimismo donde las dan las toman.  La respuesta no se hará esperar.

Comentario Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario